Todas alguna vez habremos pensado en esto y mas luego de haber sido testigos de la pésima actuación de algún hombre en la cama.

Y es que, sí, sabemos que ellos tienen más facilidad de reacción.

Pero que lo sepamos no significa que lo comprendamos. Y ni mucho menos que lo aceptemos. Nosotras hacemos muchas cosas por ellos en la cama… Y ellos a veces parece que no quieren trabajar un orgasmo para nosotras. ¿Qué pasa? ¿No les importamos? Seguro que te habrás encontrado a más de un chico al que solo le importa llegar él al clímax. Y después de estar todo el rato sin preocuparse por ti, te pregunta qué has sentido.

Cuando sabes perfectamente que no te está preguntando cómo lo has pasado, sino cómo ha estado él. Estos hombres son tan hipócritas que, incluso después de tener un orgasmo, quieren comprobar que lo han hecho bien. Mucho tendríamos que mentirles y muy buenas actrices tendríamos que ser para que se creyeran que lo han hecho bien.

Nuestra cara nos delata. Y es que ahora ya ni te esfuerzas por fingir un orgasmo. Es más, quieres que se entere de que la satisfacción ha brillado por su ausencia. Porque, ¿qué es el sexo si una de las dos partes está insatisfecho? ¿Cómo pasártelo bien con alguien que no está pensando lo más mínimo en ti?

Y ellos, ¿por qué no se esfuerzan por contentarnos? Es tan fácil como aprender a guardar, antes de soltar a la mínima. El placer es mucho más intenso si el orgasmo se sucede de forma sincronizada. No tiene gracia cuando uno llega y el otro se queda a medias.

Por ello, lo más importante es hablarlo con tu chico. Sobre todo si tienes confianza con él. Si se trata de una aventura, ya sabes con quién no debes repetir una experiencia sexual. Pero si es tu novio y te has cansado de fingir y de no saborear desde hace tiempo el sexo, hazlo por ti. No te mientas más. Y tampoco le mientas a él.

Puede que, incluso contándoselo se dé cuenta de algo que todavía no sabe. No te gusta cómo lo hace contigo. Pero hay formas de solucionarlo. Lo mejor es la confianza que se tienen para contar este tipo de cosas. Y si de verdad él disfruta contigo, ten por seguro que intentará aguantarse... y así arreglarlo.