Poco se sabe de la gastronomía dominicana, mas bien lo que se sabe son los cuentos y las historias que han ido de generación en generación en el área culinaria, también tenemos un legado de los taínos, los españoles y los africanos.

En esta entrega le mostraré de donde vino uno de los platos mas adorados por los dominicanos: el famoso mangú, para los que leen desde otras partes del mundo el mangú no es mas que plátano verde  majado con mantequilla acompañado generalmente de huevo o salami frito, el plato se consume también en las demás islas de las Antillas como Puerto Rico y Cuba.

La historia “no oficial” etimológica del mangú es la siguiente:

Para la primera invasión norteamericana a República Dominicana para el año 1916, cientos de dominicanos cayeron presos pero como siempre hay un dominicano mas vivo que los demás que estaban en la cárcel, tenia varios días convenciendo al guardia que lo dejara entrar a la cocina para preparar una cena antes de que lo “lincharan” este al no saber ingles se la tubo que ingeniar, hablándole con señas y ademanes así como también dibujos de lo que sabia hacer, el dominicano se llamaba Manuel, mejor conocido como Manny en la calle se la buscaba trabajando en el comedor que tenía su mama una morena que sabía preparar de todo. Para Manuel lo principal era lograr salir de la cárcel y continuar su labor en el pequeño comedor de su mama.

Una noche de verano al fin el guardia decidió complacer a Manuel para lograrle preparar el tan querido plato y lograr convencerlo de que lo dejara salir de la cárcel, el plato que desde niño le daban en su casa todos los días: plátanos majados con aceite, acompañado de huevos fritos.

El guardia quedo tan complacido con el plato que le dijo con boca llena de comida : “Manny Good!”, Manuel al no entender nada? Le respondió mangú? – Yes, yes very good! le respondió el guardia nuevamente, los demás presos quedaron atónito con lo que Manuel había echo: su puerta de salida… y fue de ahí surgió la historia de que un mangú salvo a Manuel….

Al regarse la voz fue tanta la clientela que acudieron al comedor de Manuel a probar el famoso mangú acompañado de una cebollas fritas y par de ruedas de salami fritas…

De ahí en adelante el mangú es muy apreciado por los dominicanos tanto en la cena como en el desayuno.