globulos_rojos

El título ideal para una escena de novela de ciencia ficción, el equipo del Hospital Infantil de Boston ha inventado una micropartícula que se puede inyectar en el torrente sanguíneo para oxigenar la sangre sin ningún tipo de ayuda que se requiera de los pulmones.

Las partículas son capaces de mantener vivo a un paciente durante un máximo de 30 minutos después de insuficiencia respiratoria, el tiempo suficiente para prevenir un ataque al corazón o daño cerebral debido a la falta de oxígeno.

Entre los futuros usos de la nueva tecnología incluyen médicos, militares y privados. En el caso militar podrían ser equipos encubiertos pudiendo permanecer sumergidos durante 30 minutos, en cuanto al sector privado una tripulación de la plataforma petrolera que sea capaz de arreglar el daño bajo el agua sin la necesidad de equipos de buceo.

Via psfk.com