El video que ha estado dando vueltas en las redes sociales con el título “Abuso de autoridad” ha indignado no a todo México y al mundo.

El “video de la vergüenza” muestra una cruda realidad de lo que pasa en México de como un funcionario público decomisa a un niño  que se dedica a vender cajetillas de cigarrillos y encendedores, obligándole a tirar todo en el piso dejándolo deshecho y  llorando en el piso.

El funcionario que aparece en el video es del ayuntamiento de Villahermosa (Tabasco) es Juan Diego López Jiménez un inspector del gobierno municipal, al que no le importo que lo sigan grabando y no sólo basto con tirarle todo al piso si no que también la humillación para quedarse con las cajetillas.

Así es que lamentablemente funciona el mundo… Ya el niño fue rescatado por la comisión de los Derechos Humanos, se trata de un indígena chiapaneco que no habla bien español y ahora esta recibiendo apoyo médico, psicológico y jurídico .

Mas info: elmundo.es