Impresionante y terrorífico a la vez lo que le pasó a una pareja que grababa un iceberg de una gran altura mientras colapsaba al mar, el hecho sucedió en Newfoundland, Canadá. Por suerte les dio tiempo a escaparse de la ola generada al caer el gigantesco pedazo de hielo al mar.

Se puede oír gritando a la esposa “Rick vamos!, vamos!” del susto y la impresión.

Mas info: riickstead