En plena Autopista Duarte, un chófer de carro público (aparentemente) decide devolverse de la ruta por donde iba para tomar otro camino, pues lo hizo manejando de reversa cruzando por el destacamento de la Policía Nacional que sin pena ni gloria fue detenido.

.

Curiosamente no le paso nada ni afecto a nadie, este se podría decir que es un verdadero “driver” pudiendo hasta aplicar para un papel en la próxima película de Fast and Furious.