3 de cocote con 20 de fritosÑoño y Ñoña dos hermanos dominicanos que se cansaron de buscar empleo y decidieron emprender su propio negocio, consiguieron un préstamo de RD$ 15,000 con Banca Solidaria y lo invirtieron en una fritura compraron para comprar un caldero, vitrina, bateas, pinzas y otros enseres, más pollo, víveres y sazones. El negocio está ubicado en la Carretera de Mendoza, reparto Alma Rosa II, la fritura es un negocio familiar: Ramón (el padre) es quien pasa la carne por harina, Pupi (el hermano menor) cobra y Lela (la madre) cuida el hijito de Ñoña.

“Con el dinero que consigan Ñoña ira a la universidad y Ñoño ser un futuro empresario…”

Este video no solo demuestra lo trabajadores que son los dominicanos, sino que lograron salir de las adversidades por la que estaban pasando.

Via Presidencia.gob.do