¿Se esta perdiendo la Urbanidad, Moral y Cívica?

El libro de urbanidad que utilize en mi colegio, su autor es José M. Valverde B.

A que se debe que hayan tantos feminicidios y ola de violencia en nuestro país?

No hay duda alguna, nos hace falta educación cívica y nuestra crisis más profunda es la moral. Mas bien no se esta impartiendo como debería de ser las materias de Urbanidad, Moral y Cívica en nuestras escuelas publicas y privadas. Recuerdo que cuando pequeño la materia de Urbanidad era una hora libre de hacer lo que queramos y solo comprábamos el libro para tenerlo de lujo y recuerdo en nuestro armario, y las clases de  Moral y Cívica en bachillerato otro libro mas que tuve que gastar para solamente  tomar las clases por “arribita” como dicen.

A diario vemos como se pierde el civismo, y muchos casos a un cantante de merengue se le olvida el himno nacional, o el  poder modificar nuestra bandera a su antojo, la gran pregunta es: ¿Estamos enseñando a nuestros hijos a respetar esos símbolos patrios?, otro caso es que puedes salir a la calle a preguntarle a alguien que te cante el Himno de Mella y veras que muy poca gente no se lo sabe, de hecho ya se esta perdiendo la tradición de sacar la bandera en días patrios.

No le echemos toda la culpa al gobierno por nuestra educación, también nuestros padres tienen el deber de inculcarnos valores. Lo que si debe de hacer el gobierno es de incluir las materias nuevamente al pensúm escolar.

Necesitamos recuperar esos valores aun tenemos tiempo….

“Los talentos están hoy como esos granos de oro que llevan los ríos, los cuales necesitan sólo, para masa rica y de valor sorprendente, que se evaporen las aguas turbias que los arrastran.” la frase la dijo José Martí, hoy en dia es una verdadera lástima que nuestros granos de oro se empañen por las aguas turbias que son producto de la ausencia de la “moral y cívica”.

Recomiendo leer: Un Privilegio | 40limon.esMoral y Cívica | Unacuartilla.wordpress.com

¿Es Que No Vale Nada La Vida?

Muchas personas mayores añoran los tiempos pasados porque la gente se amaba, se respetaba, se cuidaba, velaban unos por los otros, la palabra dada era cumplida y salvo excepciones y muchas veces por pasiones, se oían, por aquí o por allá, casos de personas que perdían la vida por motivos particulares.

Realmente se han perdidos muchos valores humanos, morales, éticos y espirituales que han perjudicado la verdadera convivencia humana, aunque por otro lado han surgido otros valores que han posibilitado mejor calidad de vida, aunque lamentablemente a costa de muchos sufrimientos que llegan de dentro y fuera a la familia y a la sociedad dominicana.

Cuando vemos violencia intra-familiar, muerte violenta que bañan de sangre por todas partes nuestro suelo patrio, por el afán de dinero fácil, por apetencias políticas, por pasiones de toda índole, intercambios de tiros, abortos clandestinos, el temor de andar por las calles… muchos decimos, hoy parece que “la vida de una persona no vale nada”.

¿Cuanto vale la vida? ¿Cuanto vale una persona? Cuando se ama con el amor de Dios, en el mundo no hay valores ni dinero que valgan para comprar a un hijo, a una hija, a una persona, porque su valor sobre pasa toda riqueza humana, porque las personas valemos, lo que valemos para Dios.

Cuidemos de las personas, no importa quienes sean ni lo que sean, ni lo que hagan, pues todos tenemos una gran dignidad por ser hijos de Dios. Dios puso en nosotros todo su amor al crearnos a su imagen y semejanza y darnos el mandamiento de amarnos los unos a los otros.

De la autoria : Mons. Pablo Cedano Cedano

Transcrito por un servidor

La Sociedad de la Imagen

“Vivimos en la sociedad de la imagen, una sociedad donde lo aparente es mucho más importante que lo real, hasta el punto que uno acaba ocupando el lugar del otro y la imagen se muestra como etiqueta visible de objetos y valores humanos. Uno ya no es lo que lo que hace, ni siquiera es lo que tiene sino que es lo que aparenta. En un clima social tan receptivo a este entorno imaginario es fácil comprender cómo se confunde el “ver” con el sentir, y “la imagen” con la realidad..”

Jenny Fraser (La Sociedad De La Imagen)